14/4/08

"Los Cinco" de Enid Blyton

Para hablar de una serie de libros de gran influencia sobre la infancia de tantas personas, hay que hacerlo con cuidado. Entre ellas me encuentro yo mismo, así que hablar de la serie ‘Los Cinco’ (‘The Famous Five’ en el original), mítica colección de aventuras de la escritora Enid Blyton (1897-1968), se propone como un reto en el que la subjetividad es una de las mayores características.

Recuerdo que mis padres se encontraron con una vecina que hablaba “por los codos”. Yo llevaba ‘Los Cinco y el Tesoro de la Isla’ bajo el brazo, con el pensamiento de leerlo en los próximos días. Era una edición antigua, de la inefable editorial Juventud. Como vi que la vecina seguía con su conversación, me senté en la escalera de un portal, y empecé a leer.


No sé cuánto tiempo tardaron mis padres en deshacerse de la vecina, pero lo cierto es que ‘Los Cinco’ me descubrieron la lectura compulsiva. Cuando mis padres se estaban despidiendo, a mí sólo me quedaban unas páginas.
Me sentía totalmente cautivado por la varonil Georgina, el líder Julian, la dulce Anne, el graciosillo Dick y el perro Tim. Unos personajes que, mirándolos hoy, son totalmente estereotipados, y su idiosincrasia es más que previsible. Pero quizás el encanto residía ahí.

Cuando me di cuenta de que ‘Los Cinco y el Tesoro de la Isla’ me había parecido un libro fantástico, rebusqué en las estanterías de mi casa. Y al primer libro le siguieron ‘Los Cinco se Divierten’, ‘Los Cinco en Peligro’, ‘Los Cinco en el Cerro del Contrabandista’, ‘Los Cinco en el Páramo Misterioso’. Porque Enid Blyton sabía cómo hacer que me sintiera parte de las aventuras que relataba. Mientras leía, me sentía como “el sexto”, como uno más en las peripecias de aquellos niños ingleses.

Con una narración ingenua, activa y demasiado enfocada a un público muy definido, Enid Blyton creó un conjunto de volúmenes que marcó a toda una generación. Hasta que llegó la lectura del que considero el mejor de todos, ‘Los Cinco frente a la Aventura’, hubo un momento en el que lo único que leía eran estos libros. Así como tiempo antes, los "Elige Tu Propia Aventura".

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Very Interesting!
Thank You!